domingo, 31 de octubre de 2010

Contador vuelve a sonreír en Oviedo


Chechu Rubiera se despide de su afición


El segundo Critérium Ciudad de Oviedo sirvió para que la afición asturiana expresara su apoyo a Alberto Contador que está pasando por malos momentos a la espera de la decisión que tome la UCI sobre su conocido caso. El corredor madrileño acudió como espectador a la capital asturiana pero acabó subiéndose al coche de Alberto Hevia, campeón de España de ralis como copiloto, en una exhibición en la que corrían contra el campeón olímpico Samuel Sánchez.


En un principio Alberto tenía previsto venir a Asturias a competir en el Critérium, pero la tardanza en la resolución de su caso hizo que, Jacinto Vidarte, su jefe de prensa comunicara la no asistencia del pinteño en esta prueba. Posteriormente los compañeros asturianos del corredor le animaron venir a la que sería la despedida de Chechu, para que también comprobara que tanto la afición como sus compañeros de pelotón están con él y así ayudarle a superar la mala situación que está atravesando. Y la verdad es que lo consiguieron porque se le volvió a ver sonreír ante la cantidad de muestras de cariño que todos le expresaron.

El momento más emotivo de la tarde del sábado fue cuando Chechu Rubiera dio la vuelta de honor en la calle Uría para despedirse de la afición tras 16 años como corredor profesional. Al finalizar la vuelta los que hasta entonces fueron sus compañeros en la carretera le hicieron un pasillo con sus bicicletas y el homenaje continuó en el pódium donde recibió diferentes regalos.